‘LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS (2013)’: El sinsajo se acerca

Los Juegos del Hambre fueron una buena aportación a la literaturcatching-fire-movie-postera juvenil ya hace unos años. Seguían el clásico esquema de la película Battle Royalya más requemado que un guiri en verano. Pero bueno, eso no tiene porqué ser un defecto. A todos nos gusta que los protagonistas de las películas se maten entre ellos hasta que solo quede uno. A los productores de Hollywood, también.

Pero los productores Hollywood no atentaron más que una película de verano ligera, un gazpachito cinematográfico. Los adolescentes enamorados (el tomate), la muerte de Rue -menos convincente que en el libro- (la cebolla), una escena de lobos mutantes malísima y demás efectos especiales (el ajo) y el tú me matas yo te mato (el pan del día anterior).

hunger

En realidad ella es rubia y el moreno. Ironías del casting.

Ante esta afrenta (solo a la altura de lo que Marc Webb hizo con Spider-man) maldije y lloré en la ducha durante días… Vale. No. Pero me dije que no volvería a caer en la trampa de ver en cine una película del nuevo género juvenil que se está poniendo de moda. Ni Ciudad de Hueso, ni Insurgente, ni Divergente ni otras que seguro están malamente.

Aunque mi hermana tiene amor por cualquier película en la que salga un arco. Así que vimos la “dos” en VOSE y salimos contentos, sí sí. ¿Tendrá algo que ver el cambio de director?

Francis Lawrence (en nada emparentado con Jennifer Lawrence) endereza la historia para que tenga la gravedad propia del libro. Donde el primer libro fuera mejor recibido que el segundo o el tercero, en las películas esto ha sido revertido.

Nuestra arquera favorita.   ¡Te queremos!

Nuestra arquera favorita. ¡Te queremos!

Algunos dirán que no les gusta porque el guión está fuertemente desequilibrado, ya que se descentra de los juegos y no veremos arena hasta pasada la hora y vente del film. De lo atropelladamente que pasa todo en los juegos y lo rápido que se trunca, podemos decir que es más que nada para mojarnos los labios. Pero no. Ya es la intención. Por otra parte, el final de la película cueste un poco seguirlo si no has leído el libro porque llega de sopetón. Aún con estas, todo lo que ocurriese en el libro ha quedado bien condensado y atado. Evidentemente no podemos ver de la misma manera que en el libro las dudas amorosas de Katniss entre Gale y Peeta, pero a la vista está que la chica no se aclara. Y también se agradece, que el triángulo amoroso no haga caer la película en la cursilería. Además se le añaden algunos momentos de humor muy efectivos que alivian la tensión.

En éste segundo pasaje de la historia llegan las consecuencias de ése pasado “Juego de niños”. Aquí nos enfrentamos con nada más y nada menos que con el gobierno del Capitolio. Nunca había salido ganadora de los juegos una pareja. El no querer matarse y decidir no cedir a las reglas del Capitolio y suicidarse con unas bayas venenosas ha sido visto como un desafío a la autoridad. Ahora muchos distritos se levantan con la esperanza que les ha traído Katniss.

Katniss, por su parte, se ve envuelta en la punzante ficción televisiva, teatralizando un idilio con Peeta para calmar a las masas, para parecer inocentes niños tontos y no instigadores, pero tropezando a cada momento. A través de los medios, ampliamente manipulados, Katniss se ha convertido en todo un símbolo que todos respetan, mientras ella sólo desea huir de la realidad y salvar a su familia. Aunque tengan miedo, los mismos personajes no pueden huir de su deseo de vivir. Katniss: su color favorito, el verde. El de Peetah el naranja del amanecer. Dos colores de la esperanza.

Para eliminar el nuevo símbolo de masas, el gobierno del Capitolio se las traerá para hacer una edición especial de los Juegos del hambre en su 75o aniversario: los tributos se elegirán entre los supervivientes de otras ediciones en un punto extra de crudeza para así condenar a “los tortolitos”. Al ser de edades diferentes, los tributos tienen perfiles muy diferentes también y la parrilla es más interesante.

Para recordar, la magnifica actuación de Jennifer Lawrence, que ha crecido entre entrega y entrega para consolidarse como una de las actrices eminentes de Hollywood. Seguimos queriendo a nuestra damisela en apuros Peeta Melark (Josh Hutcherson) que también parece más maduro aquí. Harrelson y Hemsworth también consiguen mayor protagonismo y no lo hacen mal.

Philip Seymour Hoffman, Actor desorientado.

Philip Seymour Hoffman, Actor desorientado.

De hecho, el reparto no podía ser mejor. No podemos decir lo mismo del ya difunto y siempre sonriente P. S. Hoffman que no sabe encajar el personaje. ¡Luego me dirás que actuabas de manera ambigua porque hacías de Plutarco! Lo hace mal, mal, mal, mal, mal. Con todos los respetos, cámbiate la cara.

La parte más discutida será el final, que nos deja en un gran cliffhanger. En cierto modo, hacía quedar al libro como un simple impás a la tercera parte, pero la verdad eso no me preocupó. He disfrutado mucho del metraje y realmente no me preocupa su final abierto, y espero que la climática tercera parte (y la segunda parte de la tercera parte, por moda) suban el nivel.

Incluso puede que me lea por fin el tercer libro para captar matices…

Hunger-Games-2

Lo mejor: el carisma de los personajes, las tramas políticas.

Lo peor: puede que te esperaras más acción.

La nota: 8!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s