El germen de Gotham, una flecha

11430

DC brilla como el neón esta temporada. En las pantallas de sus casas habrá acción, y golpes, y acrobacias, y todo se lo podemos agradecer, en cierto modo, a Arrow.
¿Quién pensaba que veríamos el universo de Batman plasmado en la pantalla doméstica más allá de su presencia en el celuloide o de los sesenta? Es un sueño de infancia lejana.

El salto a la televisión es algo que los cómics de DC intentan hacer de vez en cuando. Batman lo intentó en el año 2002 con Birds of pray, con malos resultados, pero siempre ha estado buscando el momento propicio. Solo Superman parececía ser un buen producto para el público, ya sea en Lois y Clark (1993-1997) o en la larga Smallville (2001-2011).

Arrow tiene las claves para poderse interpretar como el primer experimento para transportar este mundo al de los 45 minutos en la década 2010. Y es que en esencia, Arrow sigue siendo Batman. En sentido estricto, hablaríamos de que Arrow es interesante en su arranque porque recoge las ideas de…

1)Batman: El ricachón playboy que fabrica sus propios artilugios para ser guardián de la noche. Batman vive en un mundo extraño pero verosímil. Los superpoderes no existen como tales. Cada uno entrena su propia fuerza y desarrolla sus habilidades únicas.

2)Robin Hood: Un buen samaritano que lucha contra el stablishment para ayudar al pueblo. Perpetra así un mensaje anticlasista. Y no mencionemos que usa su mismo método: el tiro con arco.

Si nos vamos por ahí, no obstante, hay que reconocer que el personaje más coincidente es…

3) Ojo de halcón (Hawkeye), la versión propia de el superhéroe arquero de Marvel. Aún así no nos pondremos a discutir sobre las dobleces entre Marvel y DC y quién invento cada personaje antes.

Sin lugar a dudas, Arrow es un superheroe a lo DC, y no al DC de Superman que desprendía patriotismo y buen ejemplo, sino al oscuro DC que tanto nos gusta ver. Presenta héroes con dudas porque aun no saben si son héroes o asesinos. Por eso es tan “Batman” (un Batman como el de los setenta).

4) Águila roja. Digo… Asassins Creed también ejerce su cierta influencia por haberse formado en el momento álgido del Parkour y haber progresivamente cambiado la cultura visual de lo que es molón de ver para los espectadores jóvenes y adolescentes. Y así, en un chasquido de dedos, las series empiezan a incluir todo tipo de estos movimientos en sus coreografías.

5) Por el contexto en el que se estrenó la serie, en todos ha quedado grabada a fuego la serie Perdidos. Quien más quien menos ha intentado replicar la estructura narrativa del Flaishback constante. Aquí es fácilmente señalable si el montaje paralelo nos lleva, casualmente, a otra isla. Además su desventura podría haberse quedado en un simple Robinson Crusoe, sobreviviendo sólo, ¡pero no! Esta isla también es de las que pareciendo desierta a primera vista está más concurrida que un vagón de metro.

Evidentemente, no todo es reciclado, sino que hay cultivo propio en las ideas de la (semi)desnudez masculina (guión llevado las veces por mujeres y creador homosexual) haciendo la acción más apetecible a mujeres (y homosexuales). De la misma manera, a veces el peso del drama humano y sentimental es mayor que en otras series del género. En resumen, es una propuesta equilibrada en aspiraciones de público.

Estas son las premisas con las que arrancaba la serie, pero Arrow va buscando su camino y ahora ya acepta ideas dentro de la ciencia-ficción y se regula libremente. Con ello el formato ha dado el pistoletazo de salida a la verdadera ficción de Batman: Gotham, aunque no será del todo eso sino una precuela (lo reconocemos, el personaje está muy quemado y no queremos la historia de siempre…) en la que aparecen los aliados y villanos en su forma mini-yo (…Mentira. Amamos la historia de siempre. Cárgalo de referencias y todos lo comprarán. Aunque con Gordon como principal servidor se conformaba y tiraba millas.).

Paralelamente a éste par de series surge The Flash, presentada a través de la segunda temporada de Arrow, y sendas otras producciones se colgarán de este éxito para aprovechar un tiempo para la productora donde todo va viento en popa y se puede permitir fallar. Hablamos de iZombie y Constantine entre otras. Faltará ver qué tesón tiene Gotham para ver confirmada finalmente la utopía de DC.

GOTH_Publicity_003_V7_RR_FF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s