De los creadores de… Si te gustó… Y otros indicadores de cobardía.

Puede ser que mientras mires una película pienses que te recuerda a otra. Lo podrías clasificar como una falta de originalidad suficiente como para darle un dos en filmaffinity. Pero la pelicula no se resiente. Tu y yo sabemos que la carencia está ahí, en cambio la sala está llena.
¿No has pensado nunca en que la semejanza era lo que buscaban los creadores de la propuesta? Seguro que sí. Reconozcámoslo: Hollywood se encuentra atorada en una crisis de ideas. Aunque no fuera así, la economía está mal y todos vamos al éxito seguro.

Funciona así: el director x hace una apuesta por su guión. Al público le gusta. Entonces aparecen muchas peliculas alrededor de la primera, que replican uno o varios de sus elementos, porque ahora se sabe que eso gusta. Esto crea modas en el cine y hay temáticas que reberberan durante una temporada en las salas. Llámalo pereza, comodidad, o visión de mercado. La única verdad es que varios autores se asientan sobre, se cuelgan de, el éxito que ha tenido un solo autor que ha arriesgado con valentía su capital, su obra que es su polluelo y que tal y como voló se podría haber estampado.

Pero no los culpemos. Yo no los culpo. Solo se procuran una vida. Y lo hacen de varios modos. Alargando el máximo la vida de su producto: a través de secuelas, precuelas o spin-offs;  dando a conocer productos existentes a un público antes aislado, a través de un remake; o directamente dándole al publico una precocinada versión propia de algo fresco dándole un par de vueltas al argumento.
Por eso los “de los creadores de…” y “si te gustó…” son tan cantones a la hora de declarar intenciones. Aunque no es el único modo. El efecto “si te gustó” puede transmitirse incluso a través de los carteles y portadas que se imitan formalmente. Si no me creéis, fijaros en las portadas de Babel y Savages, que circulan por internet. Si esto bien ayuda al espectador a ubicarse en un género, no muestra interés en diferenciarse de lo establecido.

savages_babel

Ahora imaginaros que escribo una fantasía épica y quiero compararme con G.R.R. Martin. Elijo contratar al mismo ilustrador, Enrique Corominas, de la editorial Gigamesh en la que se publicará mi novela. El aire de mi portada no acaba por ser muy diferente de la de Tormenta de espadas.
¿Qué imágen estoy transmitiendo? ¡Eh, soy un plagio de Juego de Tronos, cómprame!

Anuncios

One thought on “De los creadores de… Si te gustó… Y otros indicadores de cobardía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s