“Repo! The genetic opera (2008)”, de Darren Lynn Bousman

Repo! es un musical vestido de película independiente que promete dar un enfoque original en estilo y musicalidad. Sus fans lo comparan con The Rocky Horror Picture Show. 

La premisa es clara, a mitades del siglo XXI, la fallida de órganos se ha vuelto la primera causa de mortalidad. En esta situación, la empresa Gene.co ha extendido su imperio de trasplante i préstamo de órganos, aunque si no puedes pagar… Aparece el Repoman, que asesina y roba los órganos de los morosos. Shilo (Alexa Vega) es una adolescente con una afección respiratoria que se escabulle de casa donde su padre (Anthony Head) la encierra día y noche. Lo que no sabe es que su sobreprotector padre es también el Repoman de Gene.co.

A tener en cuenta, la continuidad musical de la película. Los personajes no dejan de cantar en ningún momento, en todo caso, riman. Sonoramente, predomina la voz en directo: puede ser una ventaja (vease Los miserables (2012)) o puede ser una tara dando interpretaciones imperfectas o de actores como Paul Sorvino, que ni siquiera es bonita de escuchar. A ser poco, las canciones finales hacen un cambio hacia el play-back con una repentina intención de lucirse. Se palpa incluso algo repetitivo en las melodías, estiradas por encima de lo necesario. La Banda sonora la salvan las bases de Rock y Hard Rock, que aportan algo distinto al género.vlcsnap-2015-07-27-00h46m56s146

El elenco tiene como actuación más destacada a Paris Hillton haciendo de Amber Sweet, la hija de un magnate obsesionada con la cirugía y con un comportamiento a lo Paris Hillton. Sarah Brighman, la soprano del Time to say goodbye, aparece por primera vez en el cine, cantando la canción Chrommaggia. Terrance Zdunich, creador de la idea original, aparece como ladrón de tumbas, funcionando como un narrador que expande la mitología del mundo de Repo!.

La caracterización es otro punto a favor, el vestuario gótico le da un toque acorde a la música. La película está armada con apartes de cómic en 2D, la imagen está pasada por filtros y luces que buscan el blanco puro en las pieles de las actrices, en una suerte de videoclip de hora y media.

Paris Hillton en la portada.

Paris Hillton en la portada.

Lo mejor: Paris Hilton como Amber Sweet, incluso canta bien.

Lo peor: las dotes interpretativas de la familia Largo, así como sus personajes o sus escenas.

La nota: un 6. Esta película tiene otro “rollo”. El lado más indie del director de Saw II.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s