Porky in Wackyland (1938)

Os dejo la comparación de estos dos cortos de Porky: el original “Porky to Wackyland” y el remake en color “Dough for the Do-do“. Nunca había visto nada tan surrealista en Looney Tunes o Merry Melodies, podéis ver la clara influencia de Dalí en el segundo. Aporta un clima extraño a la clásica dinámica de estos dibujos, lo cual me parece muy original. ¡A la caza del dodo!

Tot torna a començar, Mishima

Vet-ho aquí un homenatge a la pel·lícula Ordet en el videoclip de Tot torna a començar: cançó sobre la fe que segueix tenint el to profundament líric i místic dels seus treballs anteriors.

Quan d’un cel blau del nord somriguin
núvols blancs i bufi el vent,
i els teus pulmons s’inflin com veles,
i el sol t’escupi raigs al front.

Quan els pit-rojos i les caderneres,
els gaigs, les garces i els mussols
refilin a l’uníson una melodia
que tens al cor, potser comencis
a sospitar.

(I tothom sap que la sospita és la primera forma de la fè)

Quan recuperis tots els fragments
d’aquest naufragi que és la memòria,
d’aquests parracs ja no en direm corbates,
d’aquesta espelma ja no en direm llum.

Quan de la fosca nit salvatge
l’udol dels llops, convocant la lluna,
recorri en calfreds els petits cossos
dels vostres fills, és que tot
torna a començar.

O potser tu mai has tingut un amic imaginari.
O potser tu mai has demanat res al teu àngel de la guarda.
O potser tu mai t’has sentit fill d’un pare desconegut.

Una canción que no existe: MUSE al revés

Hace poco encontré el intercambio sumergido de discos musicales al revés en Youtube. Es posible encontrar, por poner algun ejemplo, la versiones inversas de Evanescence o Radiohead. Se trata de una manera de saltarse los problemas de derechos de autor y compartir la música igualmente. Sólo resulta útil para aquellos que saben revertir el proceso para apropiarse de las canciones. Para los demás, sólo es un vídeo incrustado cantado en algún extraño idioma que genera opiniones sobre la música invertida en sí. ¿Suena bien? ¿Se puede interpretar alguna letra? También nos da a reflexionar entre la frontera entre música y ruido, porque de hecho, es una convención cultural. Muchas de estas convenciones, como los ritmos que escuchamos como correctos, se pierden en esta situación.

En la sección de comentarios se llega a alabar éstos videos, ya que, tratándose de un grupo de sonoridad progresiva como Muse, su música al revés sigue teniendo ese espíritu experimental. Vamos, llegará un día en que los hipsters se discutan por qué CD de Muse al revés (Esum) suena mejor. Y justo en ese punto, me planteo, que por mucho que se pueda generar esta música por medios electrónicos, es imposible ir a un concierto para escuchar ESUM. Skrillex es música generada electrónicamente y aún así te gastas una pasta y puedes verlo en cualquier festival. Sin embargo, no puedes pedirle a Muse que toque al revés en directo. Bueno… Sería raro.

Lo mejor que podrías hacer es invertir el tiempo, aunque no para todos los músicos o asistentes, o la percepción de esa música no cambiaría.  Sería curioso que en el recinto de concierto hubiera una área para aquellos que quisieran escuchar ESUM y no MUSE, y el tiempo corriera al revés en esa área. Pero no verían o escucharían nada, ya que TODO funcionaría al revés. También las leyes físicas de la óptica y la acústica. Las ondas se propagarían al revés. No de la fuente de sonido al receptor del mismo sino al contrario. No de Muse al público, sino del público a Muse. La música se alejaría de ellos, ¡qué desastre! La única manera de que escucharan algo sería que la fuente del sonido estuviera en el interior de su cráneo; entonces las ondas sonoras podrían estimular los oídos en la vuelta a su fuente.

Del mismo modo, los asistentes no verían a Muse; de hecho, no verían nada. Ya que el humano ve según la luz que reflejan los objetos. El objeto en cuestión recibe luz blanca de mayor o menor intensidad, rebota un color y absorbe su complementario.  Si lo invertimos, la luz coloreada rebotaría en el objeto, provocando que se le sumara su complementaria y generando luz blanca. Todo sería blanco. Quizás nos quedaríamos ciegos. La única manera de ver algún color sería interponernos en el rayo de luz coloreada en su regreso a la fuente, pero entonces cortaríamos el mismo rayo al interponernos con su causa o origen, lo que descarta también ésta opción. Así que nunca habrá una concierto de Muse al revés en directo.

Nena Daconte: El Aleph

Sé que esta canción está desfasada, sé que ya todos la tienen aborrecida, pero es una canción que suelo tocar en guitarra cuando estoy de bajón (es una canción muy fácil y seguramente de las pocas que podría tocar con mi nivel), pero al final hoy esta canción ha vuelto a mí, al encontrarme el cuento de Borges. Se trata de un cuento muy denso, pero con momentos de inmensa belleza. A su vez da nombre a una técnica literaria parecida a la anáfora.

Por otro lado, el Aleph (2008) es una canción que no podía haber cogido mejor nombre. Me gusta Nena Daconte (llámame cursi y arrójame un pastel de nata a la cara), su voz delicada y su disimulado ceceo.  Porque Mai Meneses es una mujer real y que escribe con un estilo propio y desde el corazón.
Esta es otra de esas canciones que compuso para Marta, su hija que murió al nacer, y que “se llevó su amor”.

El Aleph-. La eternidad en un solo punto. El punto en el espacio desde donde ver el macrocosmos. La primera letra del alfabeto hebreo.
La idea del Aleph lleva la iluminación, la revelación gnóstica, la epifanía sobre todas las cosas, a un solo punto tangible en el espacio; para Borges una esfera tornasolada; para otros algo parecido a una discontinuidad en el espacio-tiempo.  Y así para Mai, una noche de pasión “después del carnaval” (símbolo recurrente de la artista) la lleva a encontrar su todo (quedarse embarazada de una niña) para luego serle arrebatado. La existencia tangible de un momento de trascendencia, es decir, el aleph o Marta, hace que se note terriblemente su ausencia. (Tardamos tanto que salió un aleph en un rincón.)

Esta canción no sé si muestra, a su manera, un preludio entre la separación de Mai con su novio y guitarrista Kim Falo en 2009 y que llevó a la ruptura del grupo en 2010. La pérdida causó el distanciamiento entre la pareja, o eso es algo que muestran tanto la letra como el videoclip (en el vídeo, después de echar a perder todo lo bueno, Mai y Kim se separan). Esta canción encapsula ese momento de dolor en que solo puedes pensar en lo que te aflige y lo demás se vuelve diminuto. Mientras tanto, Marta se ha vuelto pequeña e inexistente, como David respecto a Goliath, y el problema es como un huracán.

El videoclip fué dirigido por J.A. Bayona y rodado en Barcelona. Muestra un unicornio y una ardilla de tamaño humano; ¿entidades sobrenaturales que se han llevado a Marta a otro mundo? Alrededor de Mai y Kim, cantando y tocando, hay globos donde se lee: confianza, [ser] sincero, ilusión, etc. Y un corazón gigante, todos amarrados con cuerdas (que alguien lo ate para mí). Las criaturas cogen la “confianza” y demás sentimientos de Mai y juegan con ellos, dinamitan las cuerdas y las letras empiezan a volar y deshincharse.  De “compartir” queda “partir”; de “confianza”, “fianza”; de “sincero”, “cero”; de “ilusión”, “iluso”; de “sentimiento”, “miento”; De “pareja”, “reja”.

Aún así, por muy derrotista que sea la canción, de “corazón”, queda “razón”, lo único que se puede aferrar en los momentos difíciles. En el videoclip hay un giro inesperado, ya que el unicornio y la ardilla se sacan sus cabezas de fieltro y revelan a Mai y Kim disfrazados: por mucho que duela, ellos mismos son los que se están provocando esos sentimientos, y son los únicos que pueden mirar adelante y olvidar.

Me cuesta recordar
mis pasos por el carnaval.
Con quién estuve
y con quién
me puse yo a bailar.

Tardamos mucho en no volver
a ver la luz del sol nacer.
Tardamos tanto que salió
un aleph en un rincón.

Desde entonces le pierdo la vista.
No sé a lo que juega.
No sé dónde vuela.
No sé dónde está.
(Coro:)
Dónde está mi corazón
Dónde se ha ido a derrumbar
Mi corazón,
que alguien lo busque para mí.
Dónde está
que esta noche no duerme contigo
Dónde está mi corazón
Que alguien le diga que volví
Mi corazón, que alguien le diga
que pasó lo peor
que esta noche me muero de frío.

(Coro/>)

Dónde está
Que alguien lo busque para mí
Que alguien lo ate para tí
Que alguien lo encuentre y le diga
que lo estoy buscando
por toda la ciudad.

Qué fue lo que vio
desde el rincón del comedor
que le hizo marcharse de aquí
sin ganas de volver

La vida es una vez,
le intentaba yo contar,
exprime lo mejor,
y entonces, se largó.

Y así fue como apenas recuerdo
que perdí los besos,
las ganas de hacerlo,
las ganas de ti.

(Coro)

Es como borrar un huracán
Que me perdone
pero, dónde está
Que alguien le diga
que lo ando buscando a oscurar
por toda la ciudad.

Es como David, yo soy Goliat
Es tan pequeño que dónde estará
No quiero batallas
pero estoy tan sola y perdida
en esta ciudad

Es no hacer lo que hacen los demás
lo que le habrá hecho regresar
a su mundo perfecto
lo doy por perdido
de allí nadie ha vuelto jamás.