‘Estación Espacial 76’: a años luz del entretenimiento

Si os va el bajo presupuesto, o las malas comedias por vocación de este siglo, si recordáis la Zombie Party (Shawn of the Dead) de Edgar Wright o esa Vampiras Lesbianas Asesinas, que sin demasiada pretensión incluye mucha acción entretenida, podríais caer en el error de ver Estación Espacial 76.SpaceStation76

Observad ésta carátula. Es la tripulación de la estación espacial número 76 mirando al infinito y vacuo espacio en posado existencial. Una carátula todavía demasiado épica para la historia que se nos presenta, pues Estación Espacial 76 es de hecho un space drama costumbrista (con trazas de comedia terriblemente efectuada).

El elenco de esta cinta es muy, muy afortunado, pues es el mayor reclamo que esta película de bajo presupuesto podría conseguir. Liv Tyler es la sexualmente reprimida segundo piloto centrada en su trabajo y que no puede tener hijos. Patrick Wilson—¿recordáis Hard Candy?— es el capitán de la estación. Su personaje es homosexual. Por último tenemos, entre otros menores, a Marisa Coughlan, una madre espiritualmente liberada que no duda ni un momento en ponerle cuernos a su marido exmilitar y cyborg de alma inocente Matt Bomer.

Sus personajes forman una comunidad que avanza junta pero que se resquebraja con el tiempo por los roces. El símil que se hace con los asteroides intenta esconder bajo un bonito simbolismo una ristra de escenas que ni tienen dirección alguna ni consiguen captar el interés.

EE76 no es una pelicula con unos errores determinados, sino más bien un gran error con pequeñas esperanzas. Pequeña esperanza, por ejemplo, la
ironía de ver como un robot pone un consolador dentro de Liv Tyler. Pero esta obra de teatro adaptada no aporta nada al cine.

Su aspecto retrofuturista es bastante más simple y da menos juego de lo que pudiera parecer, y su 3D remotamente decente, se lo podría haber ahorrado cuando no fuera indispensable. Acaba por ser una película muy dispersa, no pude ver más allá del minuto cuarenta. ¿Quién se atreve a continuarla?

Anuncios

‘Al filo del mañana (2014)’: un pitoniso con metralletas

Vean a los soldados del futuro recorrer Europa como si esto fuera un apocalipsis zombi. Escuche el mismo diálogo cinco veces desde diferentes cámaras, para enterarse mejor. Vea como Cruise se pasa la peli haciendo de pitoniso sin convencer a nadie. Termine haciendo turismo.

Emprendo el visionado de The edge of tomorrow con ganas, sabiendo que se basa en la misma novela que el manga All you need is kill que tanto me gustó. All you need is kill es una novela corta de Sakurazaka, ambientada en un mundo en guerra con la raza alienígena de los miméticos, en estas que un soldado recién alistado en armas enfrenta un extraño mimético y es maldecido a repetir el día del ataque sin cesar, sin saber como o por qué ni saber como librarse.

Cuando hablamos de la adaptación al cine de Doug Liman, es imposible fijarse en las decisiones del guión. Con tal de hacerla más próxima, la base militar se desplaza de Japón a Heathrow, estando la linea de fuego en la costa francesa, que por imaginario popular nos devuelve al día D que decidió el inicio del final de la segunda guerra mundial. Europa central ha sido invadida, y los países se han rezagado en los vecinos colindantes y se han armado para arremeter juntos contra la amenaza. Los dos protagonistas ya no son de frentes distintos, si no de rangos distintos.

No puedo evitar pensar que el llamamiento a filas de un Tom Cruise camino a la madurez ha influido en la creación del nuevo protagonista el Comandante Cage: un acomodado relaciones públicas del ejercito que no ha luchado en su vida y también un cobarde; un personaje de mediana edad con una historia de fondo que no ayuda a la empatía, frente al juego que diera el joven del relato original. Por suerte, en cuanto Cage se curte en batalla, si no piensas en ello ese personaje se disuelve. Y es que Al filo del mañana tiene poco desarrollo de personajes si no nulo. ¿Qué fué de esas tramas secundarias que tanto enriquían el manga? Rita Vrataski (Emiliy Blunt), tampoco joven en esta versión, es una mujer tosca y de apariencia malhumorada, y fuerte y tozuda, con experiencia en combate y tosca de nuevo. No se puede ver nada a través de esa fachada suya. No hay ningún atisbo de fragilidad en ella, los momentos de intimidad en pantalla parecen solo propulsados por el miedo a morir… William Cage es el único que ha podido ver más allá en ella. Rita Vrataski es una Full Metal BITCH (poneros esa última palabra en la cabeza) y eso no ayuda a creerse una historia de amor. Creo que ese primer y ultimo beso no tenía razón de ser. El espectador entiende el idilio entre los dos personajes por pura convención cinematográfica más que por el guión. El personaje de Cruise persigue un ideal que no puede alcanzar.

La película se ha centrado mucho en la acción, y la ciencia ficción ha dejado huella en la ambientación: la vestimenta militar de los jackets son el ejemplo más visible, así como la espada de Vrataski, que ella usa porque sí, porque es molona (nadie nos explica por qué) o los irritables monstruos miméticos que van por ahí dando la voltereta a velocidad de lavadora. Pero se han dejado de tratar en profundidad temas como la importancia de las decisiones o la moral del carpe diem, que a priori pueden parecer baratas, pero que casan muy bien con el género sci-fi y en particular con el bucle. El tratamiento más crudo (crudísimo y muy explícito) del manga, por ejemplo, aquí se traduce en algo con menos sangre y más humor negro, de la mano de las muertes de un protagonista más que patoso. Seguramente buscaban algo más accesible a toda la família.

No la recomendaría para un fan de la ciencia ficción ni para alguien que lo mire como una adaptación, aun así es una película de acción de efectos especiales diferente, con toques bélicos, de aventura, de ciencia ficción.

Edge-of-Tomorrow-Character-Poster-Emily-Blunt-slice

Lo mejor: Emily Blunt como perra de combate. El acercamiento creativo del diseño de los monstruos es interesante.

Lo peor: Personajes vacíos.

La nota: 6,5 no es la revelación del año.

‘Sinsajo'(2014): una revolución de andar por casa

sinsajo-pic3340

Sinsajo es una película que amasará una fortuna, no lo dudo, estaba siendo puesta por los aires desde ya hace tiempo. Por eso no puedo seguir el post sin desrecomendarla, dadas las espectativas que haya podido causar.

Esto es Hollywood, y las sagas venden. No me quejo de que hayan partido Sinsajo en dos mitades; no es que no haya material desde el que contar historia y no se dejan mucho del libro, sin embargo el resultado acaba siendo soso. A ver, que cosas pasan muchas, pero desde el libro, ya ninguna tiene sabor a clímax. Peor aún, no tiene desenlace más allá del burdo “continuará” que todos esperábamos.

Es bastante fiel al libro, si no contamos variaciones que se arrastran de las demás películas como es la adopción de Effie Trinket como alivio cómico (personaje fugaz en la primera novela). Es más, la adaptación de la canción El árbol del ahorcado es una maravilla, todavía más con la voz original de Jennifer Lawrence. Sin embargo, el cine ha dado un toque descafeinado a los pasajes originales del libro, que resultaban crueles a ultranza. Las mismas acciones involucraban más sangre. Aunque muere mucha gente, no parece haber la explicidad del libro; el equipo de maquillaje de Katniss era torturado por el distrito 13, por ejemplo; y es que ahorrar en actores pasa factura: ¡Que nadie le ponga una mano encima a Effie!

Si Effie toma el lugar de 5 personajes, os podéis imaginar que los recortes siguen por aquí y allá: esto hace que tengamos un elenco reducido, que se encarga de todo y que no parece tener contacto con otros personajes. ¡Que el motor de la revolución son a penas diez personas, con sobrecalificación laboral como cámaras, soldados, conspiradores y especialistas de acción a lo misión imposible! Vamos, que no hay quien se lo crea. Todo el distrito 13 es prorevolución, ¿y no pueden encontrar a nadie como escolta en una misión? Siguiendo con los actores, ahora es cuando una buena o mala elección del cásting pasa factura; Sam Clafin (Finnick Odair) no cumple ni de lejos, Woody Harrelson (Haymitch) está tremendamente desaprovechado y Lawrence se encuentra con la difícil tarea de fingir no saber actuar y ser lo más decepcionante posible sin que se note exagerado. ¿Lo consiguió? Bueno, yo que sé, estaba distraído por el doblaje.  Por suerte Julianne Moore es un fichaje decente (aunque tampoco destaca) y Hoffman sigue pululando por ahí después de muerto y… ¡Es que ese tío no sabe hacer otra cara?

8039-mockingjay-mockingjay-poster

Arena de batalla, niños asesinos, reality show, revolución… Bla, bla, bla. Suena bien en un principio, y cualquier adolescente en su momento se leyó los libros del tirón, pero cuando se produce el salto a Hollywood emerge el problema de raíz que siempre estuvo allí, pero solo al verlo en pantalla se vuelve tangible. La verosimilitud.

Como adolescente que es Katniss, que lidere una rebelión es muy, muy poco creíble. Más si se trata de una chica traumada, frágil y medio loca que necesita sedación con cada crisis de ansiedad. Sí: estamos poniendo el mundo a manos de una niña de ¿16?¿17? que lo único que ansia es reencontrar a su amor Peeta, así que pones la revolución a servicio de una historia de amor adolescente, lo cual es totalmente fantasioso.

¿Sabíais que en el libro Coin (“generala” del distrito trece) condena a morir a Katniss y todos sus amigos en caso de que fracase? Un conflicto vida-o-muerte siempre impulsa muy bien la lectura, pero quizás es redundante en contexto de guerra. Se puede hacer la vista gorda con esta exageración en el drama en el género juvenil, pero en la superproducción de Hollywood se obvia como si quisiera ser más seria cuando en realidad, sigue siendo absurda.

Todo esto, y un final sin final que no genera suspense alguno hacen de esta película un tocho cochambroso. Si lo hubiera sabido no me gastaba el dinero ni para ver como actuaba Jennifer Lawrence.

Lo mejor: … Busca The Hanging tree en iTunes. Te ahorras pasar por taquilla.

Lo peor: Sí, esta peli es lo peor. La nota: 3,9/10

‘Perdida (2014)’: todo un hallazgo

  Perdida (Gone Girl) es la nueva adaptación de David Fincher que no deja de sorprender. La asombrosa Amy es un personaje mediático alabado por el mundo que desaparece en el quinto aniversario de su boda. Para Nick, la búsqueda de su mujer en plena crisis matrimonial revelará que no conocía a su esposa en primer lugar.

gonegirl2Esta película es lo que se vale la entrada al cine. El guión y el montaje (que se aleja del estilo del corte) son sus puntos fuertes. Es larga. Sí. 148 minutos. Se termina cuando debe y no necesita más, aunque no por eso no nos tiene inmersos hasta el final. Puede que a la primera hora se sienta larga de repente, pero eso es porque tiene una estructura curiosa, que sin duda, causa confusión al principio. Donde cualquier otro hubiera concluido la historia, Fincher decide continuar y incluir y desarrollar nuevos giros que conlleven una historia crecientemente compleja asentada sobre la información ya dada. De hecho, tiene la valentía de explotar el guión hasta las últimas consecuencias.  Así, Perdida presenta una marcada estructura en tres partes, cada cuál mostrando su propio clímax que funciona las veces de desencadenante de la siguiente parte.

Cabe resaltar la caracterización de personajes y sus actores asignados. La chica ‘ida’ del título, que se nos introducirá a través de flashbacks, es el personaje más conseguido y destaca por sus tendencias al subconsciente Freudiano, con un ser formado por las imposiciones sociales que acaban por desbordarnos a cada uno de nosotros cuando nos dejamos influir. La actuación de Rosamund Pike tiene momentos chocantes que me dejaron meciéndome en la butaca.

gone-girl-movie-ben-affleck

Los sucesos consiguen hacernos dudar en algún momento, aunque es una fase rápidamente resuelta, a diferencia del libro original que mantuviera ese punto de vista variable y, a momentos, mentiroso. Y es que para que todo tenga sentido, a veces hay que razonar según opciones improbables.

En general, los actores cumplen correctamente. Es más, no tengo ninguna queja de las que habría hecho habitualmente sobre Ben Affleck, que hace su papel sin sobresaltos. Algunos secundarios también tienen su popularidad y es interesante verlos en esta propuesta – y en un papel tan divergente de sus habituales que puede que no los reconozcáis-: Neil Patrick Harris (How I met your mother) y Carrie Coon (The Leftovers). Por decirlo así, el cambio de actitud es tal que a Coon no la reconocí hasta pasada media película.

Una película de las de misterio con continuas vueltas a la tortilla, que revaloriza una historia ambiciosa.

Lo mejor: la evolución de la trama

Lo peor: ¿Demasiado larga? ¿Un antagonista con demasiada suerte?

La nota: 9


Enlace destacado

Click para artículo destacado.

‘El corredor del laberinto (2014)’: maze fails to amaze

maze-runner-trailer-poster

Esta película de 2013 está basada en el libro de James Dashner y ha estado un año pensándose bien si quería salir en España (no me sorprende). Adelanto que no vi el tráiler, simplemente entré en la sala y dejé que la película hablara sola.

Es una película de acción juvenil, con un elenco joven de estrellas como Dylan O’Brien (Teen wolf), Thomas Brodie-Sangster (Love Actually, Game of Thrones), una Kaya Scodelario (Skins) donde bien se podría haber puesto una Kristen Stewart y un fuera de lugar Will Poulter (desde que hizo Somos los Miller, ya no le pega ningún otro papel).

Hasta aquí bien, ¡juvenil con efectos especiales! Pero desgraciadamente se queda muy lejos de las grandes del género. ¿Quizás será porque los personajes son en casi su totalidad masculinos? Además, el ingrediente “romance” no se usa y solo se sugiere como lejano con el personaje de Teresa.

Pero es que además, independientemente de lo buena o mala adaptación que sea, el guión va justo.

Por muy in media res que sea el planteamiento, no deja de ser largo y correoso. Quiere invertir demasiado tiempo en crear una mitología propia, cuando de hecho se está hablando de cosas que existen en la realidad y reciben un nombre distinto en el laberinto. Por suerte, la segunda mitad es más movida y se hace entretenida.

Ya luego llegamos a los puntos que el guión resuelve de salvas. Un reguero de situaciones demasiado casuales si el giro de guión último no se diera, y aún así. (Ver párrafo spoiler en blanco).

O'brien Jogging bonito

O’brien Jogging bonito

Cabañas de cáñamo más resistentes de lo normal. Un grupo de geos en el lugar del salvamiento en el momento idóneo, con ganas de salvar a los chavales pero incapaces de plantar su helicóptero en el claro. Científicos muertos y sin descomponer, que después se levantan cuando no sabían del cierto cuanto tiempo tendrían que hacer el teatro. Un vídeo de suicidio montado perfectamente con imágenes ilustrativas (con máscaras puestas a priori, supongo). Y un propósito revelado a modo de desenlace, pero que carece de sentido por muchos si no se desarrolla, ya que sí alguien es tan valioso, yo no lo arriesgaría a vida o muerte.  Incluso se permite avanzar la

trama por clichés como la muerte

dramática o el antagonista desesperado. (fin de spoiler.)

Soltadas las quejas, lo compensaré alabando el CGI. Es una película de las que se ruedan en sala verde. Los efectos son muy resultones, plasman grandes arquitecturas y te puedes plantear si está hecho en plató. Aunque claro, si haces travellings complejos algún momento puede cantar un poco. En general la ilusión no se rompe si no miras las sombras. Lo malo es que el esfuerzo en conseguir escenas fotorrealistas son una traba para conseguir planos o colorismo creativos.

Es una película de “aventuras”, y algo de acción en croma fotorrealista. A poco más aspira. Me esperaba algo más Señor de las moscas, pero ni de lejos. Si lo que quieres es ver son laberintos cambiantes, mira Cube.

Lo mejor: El CGI, por decir algo.

Lo peor: Guión cogido con pinzas.Maze-Wall-2-Comp-1024x575

La nota: 6,5

‘LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS (2013)’: El sinsajo se acerca

Los Juegos del Hambre fueron una buena aportación a la literaturcatching-fire-movie-postera juvenil ya hace unos años. Seguían el clásico esquema de la película Battle Royalya más requemado que un guiri en verano. Pero bueno, eso no tiene porqué ser un defecto. A todos nos gusta que los protagonistas de las películas se maten entre ellos hasta que solo quede uno. A los productores de Hollywood, también.

Pero los productores Hollywood no atentaron más que una película de verano ligera, un gazpachito cinematográfico. Los adolescentes enamorados (el tomate), la muerte de Rue -menos convincente que en el libro- (la cebolla), una escena de lobos mutantes malísima y demás efectos especiales (el ajo) y el tú me matas yo te mato (el pan del día anterior).

hunger

En realidad ella es rubia y el moreno. Ironías del casting.

Ante esta afrenta (solo a la altura de lo que Marc Webb hizo con Spider-man) maldije y lloré en la ducha durante días… Vale. No. Pero me dije que no volvería a caer en la trampa de ver en cine una película del nuevo género juvenil que se está poniendo de moda. Ni Ciudad de Hueso, ni Insurgente, ni Divergente ni otras que seguro están malamente.

Aunque mi hermana tiene amor por cualquier película en la que salga un arco. Así que vimos la “dos” en VOSE y salimos contentos, sí sí. ¿Tendrá algo que ver el cambio de director?

Francis Lawrence (en nada emparentado con Jennifer Lawrence) endereza la historia para que tenga la gravedad propia del libro. Donde el primer libro fuera mejor recibido que el segundo o el tercero, en las películas esto ha sido revertido.

Nuestra arquera favorita.   ¡Te queremos!

Nuestra arquera favorita. ¡Te queremos!

Algunos dirán que no les gusta porque el guión está fuertemente desequilibrado, ya que se descentra de los juegos y no veremos arena hasta pasada la hora y vente del film. De lo atropelladamente que pasa todo en los juegos y lo rápido que se trunca, podemos decir que es más que nada para mojarnos los labios. Pero no. Ya es la intención. Por otra parte, el final de la película cueste un poco seguirlo si no has leído el libro porque llega de sopetón. Aún con estas, todo lo que ocurriese en el libro ha quedado bien condensado y atado. Evidentemente no podemos ver de la misma manera que en el libro las dudas amorosas de Katniss entre Gale y Peeta, pero a la vista está que la chica no se aclara. Y también se agradece, que el triángulo amoroso no haga caer la película en la cursilería. Además se le añaden algunos momentos de humor muy efectivos que alivian la tensión.

En éste segundo pasaje de la historia llegan las consecuencias de ése pasado “Juego de niños”. Aquí nos enfrentamos con nada más y nada menos que con el gobierno del Capitolio. Nunca había salido ganadora de los juegos una pareja. El no querer matarse y decidir no cedir a las reglas del Capitolio y suicidarse con unas bayas venenosas ha sido visto como un desafío a la autoridad. Ahora muchos distritos se levantan con la esperanza que les ha traído Katniss.

Katniss, por su parte, se ve envuelta en la punzante ficción televisiva, teatralizando un idilio con Peeta para calmar a las masas, para parecer inocentes niños tontos y no instigadores, pero tropezando a cada momento. A través de los medios, ampliamente manipulados, Katniss se ha convertido en todo un símbolo que todos respetan, mientras ella sólo desea huir de la realidad y salvar a su familia. Aunque tengan miedo, los mismos personajes no pueden huir de su deseo de vivir. Katniss: su color favorito, el verde. El de Peetah el naranja del amanecer. Dos colores de la esperanza.

Para eliminar el nuevo símbolo de masas, el gobierno del Capitolio se las traerá para hacer una edición especial de los Juegos del hambre en su 75o aniversario: los tributos se elegirán entre los supervivientes de otras ediciones en un punto extra de crudeza para así condenar a “los tortolitos”. Al ser de edades diferentes, los tributos tienen perfiles muy diferentes también y la parrilla es más interesante.

Para recordar, la magnifica actuación de Jennifer Lawrence, que ha crecido entre entrega y entrega para consolidarse como una de las actrices eminentes de Hollywood. Seguimos queriendo a nuestra damisela en apuros Peeta Melark (Josh Hutcherson) que también parece más maduro aquí. Harrelson y Hemsworth también consiguen mayor protagonismo y no lo hacen mal.

Philip Seymour Hoffman, Actor desorientado.

Philip Seymour Hoffman, Actor desorientado.

De hecho, el reparto no podía ser mejor. No podemos decir lo mismo del ya difunto y siempre sonriente P. S. Hoffman que no sabe encajar el personaje. ¡Luego me dirás que actuabas de manera ambigua porque hacías de Plutarco! Lo hace mal, mal, mal, mal, mal. Con todos los respetos, cámbiate la cara.

La parte más discutida será el final, que nos deja en un gran cliffhanger. En cierto modo, hacía quedar al libro como un simple impás a la tercera parte, pero la verdad eso no me preocupó. He disfrutado mucho del metraje y realmente no me preocupa su final abierto, y espero que la climática tercera parte (y la segunda parte de la tercera parte, por moda) suban el nivel.

Incluso puede que me lea por fin el tercer libro para captar matices…

Hunger-Games-2

Lo mejor: el carisma de los personajes, las tramas políticas.

Lo peor: puede que te esperaras más acción.

La nota: 8!