‘Perdida (2014)’: todo un hallazgo

  Perdida (Gone Girl) es la nueva adaptación de David Fincher que no deja de sorprender. La asombrosa Amy es un personaje mediático alabado por el mundo que desaparece en el quinto aniversario de su boda. Para Nick, la búsqueda de su mujer en plena crisis matrimonial revelará que no conocía a su esposa en primer lugar.

gonegirl2Esta película es lo que se vale la entrada al cine. El guión y el montaje (que se aleja del estilo del corte) son sus puntos fuertes. Es larga. Sí. 148 minutos. Se termina cuando debe y no necesita más, aunque no por eso no nos tiene inmersos hasta el final. Puede que a la primera hora se sienta larga de repente, pero eso es porque tiene una estructura curiosa, que sin duda, causa confusión al principio. Donde cualquier otro hubiera concluido la historia, Fincher decide continuar y incluir y desarrollar nuevos giros que conlleven una historia crecientemente compleja asentada sobre la información ya dada. De hecho, tiene la valentía de explotar el guión hasta las últimas consecuencias.  Así, Perdida presenta una marcada estructura en tres partes, cada cuál mostrando su propio clímax que funciona las veces de desencadenante de la siguiente parte.

Cabe resaltar la caracterización de personajes y sus actores asignados. La chica ‘ida’ del título, que se nos introducirá a través de flashbacks, es el personaje más conseguido y destaca por sus tendencias al subconsciente Freudiano, con un ser formado por las imposiciones sociales que acaban por desbordarnos a cada uno de nosotros cuando nos dejamos influir. La actuación de Rosamund Pike tiene momentos chocantes que me dejaron meciéndome en la butaca.

gone-girl-movie-ben-affleck

Los sucesos consiguen hacernos dudar en algún momento, aunque es una fase rápidamente resuelta, a diferencia del libro original que mantuviera ese punto de vista variable y, a momentos, mentiroso. Y es que para que todo tenga sentido, a veces hay que razonar según opciones improbables.

En general, los actores cumplen correctamente. Es más, no tengo ninguna queja de las que habría hecho habitualmente sobre Ben Affleck, que hace su papel sin sobresaltos. Algunos secundarios también tienen su popularidad y es interesante verlos en esta propuesta – y en un papel tan divergente de sus habituales que puede que no los reconozcáis-: Neil Patrick Harris (How I met your mother) y Carrie Coon (The Leftovers). Por decirlo así, el cambio de actitud es tal que a Coon no la reconocí hasta pasada media película.

Una película de las de misterio con continuas vueltas a la tortilla, que revaloriza una historia ambiciosa.

Lo mejor: la evolución de la trama

Lo peor: ¿Demasiado larga? ¿Un antagonista con demasiada suerte?

La nota: 9


Enlace destacado

Click para artículo destacado.

Anuncios