Jugar, una actividad llena de sentido (también para los adultos)

Friedrich Schiller (2004) consideraba el juego contingente al hecho de ser humano, porque lo reconecta a su necesidad de libertad y experimentación.

Johan Huizinga en su Homo Ludens (1938), nos contaba sobre la naturaleza del juego que hay que seguir una normativa acordada para que el continuo del juego no se rompa, para lo que es necesario tener abstracción y entender las leyes de esta realidad  subordinada que constituye el juego.

El videojuego no es solo una proyección del jugar arcaico, sino que sintetiza formas de la literatura, el cine, el arte y la música. Es por eso que el videojuego está constituyendo la nueva cultura visual de los jóvenes, y no sólo ha asimilado el lenguaje de las otras artes sino que también las está influyendo.

Guillermo del Toro, director de cine,  dijo en una de sus ruedas de prensa:

“Creo que los videojuegos son una forma genuina de narrativa. […] La dirección artística, el sonido y los ambientes inmersivos son superiores o tan buenos como la mayoría de películas”.[1]

Su juego favorito es Shadow of the colossus y lo compara con una película de Miyazaki. Es consciente de los estereotipos arrojados en la industria y hace paralelismo entre estos y los que recibieron el cómic y la novela gráfica en su tiempo y que ya no tienen la misma fuerza. Es muy optimista para el cambio, y de hecho ya plantea su propio videojuego, InSane, que aún no ha salido.[2] Añade: “Seriamos muy estúpidos de no esforzarnos en entenderlo.[…]En los próximos diez años, vamos a ver un enorme cambio nos guste o no […] será como ir del mudo al sonoro. […] Es urgente que nos hagamos familiares con la forma (de narrativa de los videojuegos).” [Traducción propia]

Del Toro no es el único que sabe del tirón de los videojuegos, sino que Lucas y Spielberg ya hicieron su inversión en los ochenta y los noventa respectivamente.

Además de las razones artísticas, encontramos principios terapéuticos en los videojuegos. Estudios como los de la neurocientífica Daphne Bavelier (2012) demuestran que los juegos de acción de disparos, tales como Call of Duty, entrenan la corteza visual y se usan para tratar el ojo vago. Los consumidores de juegos de acción tienen una mayor agudeza visual y más facilidad para concentrarse y evitar distracciones. Esto es otra de las manifestaciones de uno de sus postulados más importantes, que dice que toda actividad provoca un cambio cognitivo. [3]

Los jugadores en general, también han desarrollado un mayor procesamiento paralelo (Patricia Marks, 1985).

No hace falta decir, que el videojuego se encuentra en desarrollo experimental en el campo médico para la rehabilitación de pacientes, el militar para el desarrollo estratégico  y el de la educación. Ya se usan para enseñar a conducir o pilotar aviones, pero se quiere llegar mucho más lejos. Gee (2003) ya propone 36 postulados que defienden el potencial del medio para el aprendizaje.

Entretener… Aprender… Sanar… Contar historias. Son necesidades vitales del humano medio, pero los videojuegos estan vetados culturalmente. Con suerte, no por mucho tiempo.


[1] Guillermo del Toro. Portland (2010) Podcast disponible a través de The Guardian <theguardian.tv> . Visitado 30-12-13.

[2] InSane fué finalmente cancelado, pero eso no impedió que Del Toro se metiera de lleno en videojuegos como P.T. (Sillent Hill).

[3] Nuevos estudios siguen explorando la plasticidad del cerebro a través del juego (ver Simone Khün, 2014).


Escrito originalmente en Enero 2014. Recogido dentro del ensayo El estigma de Peter Pan: Los videojuegos y los adultos.

Una màscara per a l’ànima: del Theatrum Mundi al desdoblament de personalitat.

En què m’he convertit? Quan he deixat de ser aquell nen? En quin moment el que interpretava com un joc s’ha tornat el meu pa i la meva aigua? Sibilins, aquests pensaments han entrat a devorar-me el cervell. 

Persona-3

Éste no soy yo.

El terme de persona ve del teatre grec, en la que el personatge, la “màscara”, serveix per a personificar una altra persona. Segons Carl Gustav Jung, tots interpretem el nostre rol a la vida, rol tant professional, com respecte a altres persones. Per això modifiquem el comportament en certes situacions. Oscar Wilde escrivia:

La vida es un teatro, pero los papeles están mal repartidos.

La no-concordància entre l’ego i la persona, pot provocar greus problemes emocionals. Per exemple, quan canviem a una feina que no ens agrada esperant que sigui temporal i acaba per definir-nos a nosaltres i la nostra vida. A Perfect Blue ho veiem quan per pressió dels mànagers la Mima deixava de fer el que li agradava i deixava de ser la noia innocent que era.

Jung ho sabia bé, som com un riu d’aigües profundes, només podem veure en tant que el riu ens deixa. Al fons de tot hi ha l’embrió de tot el teu ser, que es manifesta o no. 

El peligro reside en que el individuo se transforme en su persona, que el profesor sea su libro y el tenor sea su voz.

Renunciar al nostre jo interior resulta en que ens tornem superficials. Passem a conformar-nos en acceptar el que pensa la gent i el que la gent vol de tu. A imagen-del-cisne-negroCisne Negro, la protagonista es fusiona amb la seva persona, en forma de cigne, perdent de vista el seu jo per culpa d’una mortífera barreja d’ambició desmesurada i pressió familiar.

Personatges de ficció com els de El club de la lucha es lliguen amb l’inconformisme respecte a la
 persona establerta. Al videojoc homònim Persona, els personatges efectuen un suicidi simbòlic de la seva  persona per a que puguin aflorar tots els seus poders intrínsecs. 

El trencament de la persona i l’emergiment de l’ego és un moment eventual en totes les históries en el que el descontentament amb un mateix ha anat a més i és el pretext pel neixement d’una nova identitat pròpia.

En algunes pel·lícules, això és representat per l’aparició d’un dopplegänger, que reflexa el sentiment de desconeixement respecte un mateix. Vegi’s Enemy o El maquinista. El cinema s’ha nodrit vastament de l’esquizofrènia per a donar una explicació racional a aquests segons personatges.

En aquest món tan intricat de l’ànima i l’autoimatge, la meva amiga Juanita sempre diu una
cosa: “la vida és molt fàcil, ets tu qui la complica”.  

Sempre pensem en el que farem, o les repercussions del que hem fet. El cervell crea la sensació de continuitat temporal, l’ara, el després, l’abans… Però físicament, només existeix l’ara. Ets el que fas ARA. La única manera de ser feliç és estar fent el que t’agrada. Si t’agrada una cosa, perquè no la fas? Si no, et deixes arrossegar pel teu entorn, i no ets tú. No has de deixar que el teu paper s’et mengi. La llibertat no existeix sense el seu exerciment. És que no vols ser feliç?

Estem condemnats a ser lliures.

       –Jean Paul Sartre