‘Al filo del mañana (2014)’: un pitoniso con metralletas

Vean a los soldados del futuro recorrer Europa como si esto fuera un apocalipsis zombi. Escuche el mismo diálogo cinco veces desde diferentes cámaras, para enterarse mejor. Vea como Cruise se pasa la peli haciendo de pitoniso sin convencer a nadie. Termine haciendo turismo.

Emprendo el visionado de The edge of tomorrow con ganas, sabiendo que se basa en la misma novela que el manga All you need is kill que tanto me gustó. All you need is kill es una novela corta de Sakurazaka, ambientada en un mundo en guerra con la raza alienígena de los miméticos, en estas que un soldado recién alistado en armas enfrenta un extraño mimético y es maldecido a repetir el día del ataque sin cesar, sin saber como o por qué ni saber como librarse.

Cuando hablamos de la adaptación al cine de Doug Liman, es imposible fijarse en las decisiones del guión. Con tal de hacerla más próxima, la base militar se desplaza de Japón a Heathrow, estando la linea de fuego en la costa francesa, que por imaginario popular nos devuelve al día D que decidió el inicio del final de la segunda guerra mundial. Europa central ha sido invadida, y los países se han rezagado en los vecinos colindantes y se han armado para arremeter juntos contra la amenaza. Los dos protagonistas ya no son de frentes distintos, si no de rangos distintos.

No puedo evitar pensar que el llamamiento a filas de un Tom Cruise camino a la madurez ha influido en la creación del nuevo protagonista el Comandante Cage: un acomodado relaciones públicas del ejercito que no ha luchado en su vida y también un cobarde; un personaje de mediana edad con una historia de fondo que no ayuda a la empatía, frente al juego que diera el joven del relato original. Por suerte, en cuanto Cage se curte en batalla, si no piensas en ello ese personaje se disuelve. Y es que Al filo del mañana tiene poco desarrollo de personajes si no nulo. ¿Qué fué de esas tramas secundarias que tanto enriquían el manga? Rita Vrataski (Emiliy Blunt), tampoco joven en esta versión, es una mujer tosca y de apariencia malhumorada, y fuerte y tozuda, con experiencia en combate y tosca de nuevo. No se puede ver nada a través de esa fachada suya. No hay ningún atisbo de fragilidad en ella, los momentos de intimidad en pantalla parecen solo propulsados por el miedo a morir… William Cage es el único que ha podido ver más allá en ella. Rita Vrataski es una Full Metal BITCH (poneros esa última palabra en la cabeza) y eso no ayuda a creerse una historia de amor. Creo que ese primer y ultimo beso no tenía razón de ser. El espectador entiende el idilio entre los dos personajes por pura convención cinematográfica más que por el guión. El personaje de Cruise persigue un ideal que no puede alcanzar.

La película se ha centrado mucho en la acción, y la ciencia ficción ha dejado huella en la ambientación: la vestimenta militar de los jackets son el ejemplo más visible, así como la espada de Vrataski, que ella usa porque sí, porque es molona (nadie nos explica por qué) o los irritables monstruos miméticos que van por ahí dando la voltereta a velocidad de lavadora. Pero se han dejado de tratar en profundidad temas como la importancia de las decisiones o la moral del carpe diem, que a priori pueden parecer baratas, pero que casan muy bien con el género sci-fi y en particular con el bucle. El tratamiento más crudo (crudísimo y muy explícito) del manga, por ejemplo, aquí se traduce en algo con menos sangre y más humor negro, de la mano de las muertes de un protagonista más que patoso. Seguramente buscaban algo más accesible a toda la família.

No la recomendaría para un fan de la ciencia ficción ni para alguien que lo mire como una adaptación, aun así es una película de acción de efectos especiales diferente, con toques bélicos, de aventura, de ciencia ficción.

Edge-of-Tomorrow-Character-Poster-Emily-Blunt-slice

Lo mejor: Emily Blunt como perra de combate. El acercamiento creativo del diseño de los monstruos es interesante.

Lo peor: Personajes vacíos.

La nota: 6,5 no es la revelación del año.

Anuncios

Shingeki no kyojin en un cuadro de Goya y Terra Formars no mola.


vlcsnap-2015-02-10-00h46m24s162

Shingeki no Kyojin fue aclamado ampliamente y ahora esperamos las películas con actores.  SNK es un anime transgénero porque mezcla monstruos colosales con megamechas de carne y hueso, intrigas conspiranoicas y un gran misterio en un mundo de semblante medieval. 

Ataque de Titanes bebe del cine kaiju japonés. Aunque luego la trama va más allá, Shingeki no Kyojin parte de la maldad irracional de los monstruos y la tremenda desventaja de los humanos en un juego en el que desearían no tomar parte. El humano es pequeñísimo frente a las fuerzas de la naturaleza que lo aplastan para su diversión y no hay manera posible de ganar. colosEl argumento lo he vuelto a percibir recientemente en el anime Terraformars (los monstruos son en este caso cucarachas marcianas superevolucionadas), pero me da que no es nuevo. Todo eso, de la nimietud del hombre y la naturaleza desatada, me hace venir a la cabeza El coloso de Goya (1808-1812).  A su vez, el coloso representaba la fuerza devastadora de la guerra civil. En Shingeki no kyojin, los titanes són simbólicamente para los personajes la extrapolación al límite de una sociedad podrida per se. goya_saturnoLa sensación producida al ver como un titan devora a un humano es tan “Goyesca” como ver a Saturno zampándose a sus hijos; nunca dejando un cuerpo sin desmembrar; deteniéndose en el instante grotesco. A su lado, una boa comiendo una presa, sin masticar, ya aturdida, higiénicamente y sin sangre, parece tener la decencia de un marqués en un banquete.

Muchos adolescentes habrán visto Ataque de Titanes por la explicitud en las muertes. El gore hace mella en esas edades, y Ataque de Titanes es (con las palabras en que lo leí) capaz de convertir la sangre de una decapitación en una hermosa lluvia de pétalos rojos y líquidos (la verdad es que era visualmente bonito y aterrador a la vez). Se trata de la fascinación por lo grotesco de Goya, pero que exacerbado en algunas películas comerciales o en el anime Terra formars ralla el sinsentido.

terra-formars-3347157

Porque ahora voy a hablar de Terraf ormars, y eso no me hace ninguna gracia. Comentemos los primeros episodios. Dejaré de lado que el diseño de personajes y el estilo de dibujo no me gustan. La historia cuenta como una expedición desesperada para colonizar marte topa con que sus intentos para hacerlo habitable ha resultado en una plaga de monstruos cucaracha de fuerza sobrehumana. Las cucarachas tienen cara de bobo, como los titanes, para apuntar a su “falta de humanidad”, pero como los titanes, son más listas de lo que parecen. Terra formars tiene ese elemento de SNK de el miedo frente a un enemigo que te supera y que te sorprende cada vez que tienes controlada la situación. Sin embargo me pareció que el único interés era mostrar una muerte tras otra. Muertes con la morbosidad de una película de serie B; espinas dorsales arrancadas de cuajo y usadas como látigo; cráneos que revientan al chocar con otros; etc. Lo peor es que en anime no funciona. Será por la censura?

En realidad, creo que poner Terra formars en imagen en movimiento es restarle espectacularidad. Terra formars es muy violento y sangriento, y aún así quiere jugar la carta de la sobriedad cuando podría aplicarle la parafernalia de relentización del tiempo, reacciones de los personajes, y repetición desde distintos planos en momentos críticos que se ve en otros animes. Pero el manga como medio tiene una temporalidad distinta, y quizás es la culpable misma de esos efectos en su adaptación. El hecho que el comic y el manga son secuencias de imágenes da que solo pueda enseñarse el momento álgido de cada acción. Para Terra formars, esto se traduce en impacto visual. Vemos en las viñetas el momento decisivo de las muertes, el más impactante, mientras que en el anime este fotograma se diluye entre los otros veinticinco que se dan en cada segundo. En efecto, opino que el manga de Terra formars ha de ser mejor. Tengo oído que desarrolla mejor las histórias de los personajes, aunque eso desemboca a menudo en falsas pistas y la muerte de los mismos.

terra-formars-3969859

A pesar de todo, anime como manga muestran la misma tara y es que da la sensación de que la trama no avanza. La atmósfera de Terra formars resulta muy pesada y oscura porque no hay ningún descanso en su violencia. No existe la mínima brecha de esperanza, y si la hay, es para ser arrancada al momento. No hay ni descanso visual. Lo digo por ese maldito filtro de degradado blanco que me sacó de mis casillas. Sobre todas las escenas, como queriendo darle volumen, realismo, o luminosidad, aún no lo sé del cierto.

No me gustó Terra formars, porque me pareció de mal gusto, me hizo sentir incómodo. Y no fue una buena sensación. ¿Sabes ese margen que concedes a las películas de terror para que experimenten con tus sentimientos de miedo, de asco y puedas seguir pasándolo bien… ? Pues yo no lo pasé bien.  Terra formars o se me hacía tedioso o me hacía sentir violado. Terra formars no es más de lo que enseña. Me parecía todo morboso, sádico, ¡emo!

En cambio SNK puede ser gore y seguir encantándome. Tiene esa chispa romántica -volviendo a Goya- en que la catástrofe no hace que el héroe se retire sinó que la catástrofe arroja al héroe a intentar vivir con todas sus fuerzas aún sabiendo que el camino estará manchado de tragedia. Ésto és, le impulsan hacia un conflicto apasionado.